Claves a tener en cuenta para pasar la ITV

En la carretera tu seguridad es lo más importante. Extrema la precaución siempre y realiza una puesta a punto de tu vehículo cada cierto tiempo. En cuanto a este aspecto, es muy importante que lleves la  ITV al día. En este artículo, te detallamos qué aspectos se suelen tener en cuenta en la revisión para que logres pasarla sin problemas. ¡Presta atención!

 

Revisión de los elementos básicos

 
Lo primero que realiza el inspector es comprobar que los elementos más básicos del vehículo funcionan correctamente. Así, echará un vistazo a las luces, los neumáticos, cinturones y rueda de repuesto. Posteriormente, comprobará la emisión de gases y el motor. Y finalmente, se analizarán los frenos, la suspensión y la dirección del coche.

Si no sabes si tu vehículo pasaría la ITV a la primera, debes saber que muchos talleres tienen una “Pre ITV”, donde te podrán indicar qué hay que reparar antes de acudir a la cita.

¿Qué hacer antes de ir?

 

Echa vistazo a los neumáticos

Revisa los neumáticos comprobando que tienen el dibujo bien marcado, para ello, puedes utilizar la tarjeta Multicard, que te indicará si están en buen estado. También debes asegurarte de que no tengan  cortes, deformaciones o abolladuras.  Aparte de ello, consulta la presión recomendada para tus ruedas y ajústala antes de acudir a la ITV.

MultiCARd® - Es un Profundimetro

Conduce

Muchos especialistas recomiendan que antes de pasar el examen es aconsejable hacer al menos 20 kilómetros en cuarta previos para que el motor funcione correctamente. Cuando el vehículo sea diésel procura apurar las marchas antes de cambiar a una superior, así mantendrás la temperatura y se limpiarán los residuos del motor.

Cambia el filtro de aire y el aceite

Poner el filtro nuevo hará que el propulsor  recoja más aire puro y se reducirá la emisión de gases.

Presta especial atención a las luces y a los pequeños detalles

Uno de los motivos principales de no aprobar la ITV es tener alguna luz fundida en la que no te hayas fijado. ¡Pruébalas todas antes de ir!

También tienes que  revisar que lo más básico, que los cinturones abrochen, las puertas cierren correctamente, revisar el líquido del parabrisas, etc.

Después de estos consejos ya estás preparado para pasar el examen. Si algo no funciona correctamente no olvides acudir a tu taller más cercano y recuerda que no llevar la ITV al día puede suponerte una multa de entre 200 y 500 euros.



Abrir chat