10 medidas de seguridad en tu taller mecánico

Los espacios de trabajo como los talleres mecánicos exigen unas medidas de seguridad especiales debido a la exposición a ciertos riesgos tanto para los trabajadores, como para los clientes y el entorno de trabajo.

En un taller mecánico, deberemos seguir, como mínimo, estas 10 prácticas de seguridad básicas para talleres que nos ayuden a minimizar los riesgos y tener una respuesta rápida ante cualquier percance.

A continuación te hablamos de las medidas fundamentales que todo taller debería seguir para garantizar la seguridad de su personal y su espacio de trabajo.

En el taller mecánico

 

  1. El espacio de trabajo de un taller mecánico, de ser un espacio limpio en el que no se acumule suciedad, polvo, restos metálicos y libres de vertidos. Además, la temperatura no debe exceder de los 27 grados ni la mínima de 4.
  2. Se debe ordenar y estructurar todo el material de trabajo para que los trabajadores realicen sus tareas de forma segura. Evita sobrecargar en las estanterías, recipientes o zonas de almacenamiento.
  3. En cuanto al ruido, no se deben sobrepasar los 80-87 decibelios sin estar provistos los trabajadores de protección auditiva.
  4. La señalización debe estar visible y ayudar a recordar los riesgos y medidas especiales que los trabajadores deben tomar ante ciertos riesgos, además de indicar la localización de los equipos contra incendios.

Los trabajadores del taller

 

  1. Cada trabajador de un taller mecánico está especializado en una serie de tareas y maquinaria, por ello, la equipación y los elementos de seguridad deben ser específicos de la tarea que se desempeña.
  2. Hacer un buen uso de las herramientas tanto manuales como eléctricas para evitar accidentes, siguiendo siempre las instrucciones señalizadas.
  3. Los trabajadores deben evitar fumar por el alto contenido de gases y líquidos inflamables. Tampoco deben llevar anillos, colgantes o pulseras ya que pueden engancharse en la maquinaria.

Los clientes que visitan el taller

 

  1. Los comportamientos irresponsables como correr o jugar deben estar terminantemente prohibidos por el alto riesgo de accidentes que pueden ocurrir.
  2. Los clientes del taller deben prestar atención también a las señales de advertencia de riesgos o prohibiciones. También es importante para ellos conocer dónde está la salida de emergencia en caso de accidente.
  3. Por último, deben evitar, salvo que se les autorice, deambular por las diferentes estancias de un taller ya que corren riesgo de sufrir accidentes, caídas, salpicaduras, electrocuciones, etc.

Como veis, estas medidas de seguridad básicas pueden ayudar tanto a las visitas como a los trabajadores a evitar riesgos y trabajar de forma segura en un taller de coches.



Abrir chat